Your cart

ICON.

EXPLOSIÓN Y CONCEPTO

En la nueva firma Anconú las materias primas son algo muy serio (y muy moderno)

El nombre de esta nueva firma de perfumería es casi la transcripción fonética en español de inconnu, "desconocido" en francés. Y algo hay de misterio en esta colección de fragancias, cuatro por el momento, con que la creativa María Gabriela Giménez inaugura este proyecto basado en la conexión psicológica entre olores y emociones. Creados en Grasse (Francia), la cuna de la perfumería clásica, los eaux de parfum de Anconú no escatiman en ingredientes de calidad, y el resultado son fórmulas que huelen mucho (y muy bien) a materias primas naturales utilizadas con brío, sin adherirse a las categorías clásicas. El perfume que aparece sobre esta líneas, por ejemplo, se llama Elemi Sand y es una bomba sensorial que funde incienso, el almizcle y la canela. Suena bien, pero huele incluso mejor.

Escrito por Carlos Primo.